intercambia.net trucos para ahorrar, cosas gratis, trueques, consumo y salud

Últimos estudios psicológicos sobre como nos afecta el dinero

Escrito por el jueves, 1 de mayo de 2008 a las 12:59 am



Aún teniendo dinero muchas veces se piensa como sigue: Hoy no salgo que tengo que ahorrar, no te doy dinero que ahora no me va bien y así muchos más ejemplos cohartan nuestra felicidad en el día a día.

No se da uno cuenta pero así uno se hace mala sangre. Se hace un poco más infeliz.

Por el contrario seguro conocéis gente muy sociable que no tiene reparos en invitar a amigos y siempre estar con gente.

Estos dos casos han sido objeto de estudio para ver como el dinero nos afectaba a nuestros pensamientos.

En un caso se pidió realizar una tarea y se ofreció dinero a un grupo y a otro se le pidió como un favor que lo hicieran. El grupo altruista realizó la tarea mucho mejor.

En otro caso se pidió realizar esta tarea pero ofreciendo chocolates a un grupo y al otro como un favor. En este caso los resultados fueron los mismos.

Lo que lleva a ver que nuestra mente trata el concepto dinero como te daré tanto como me hayas pagado. Mientras que cuando aparece el aspecto social en el intercambio los resultados son medidos por otros barómetros.

Otro estudio que muestra el lado egoista del dinero consistía en subsconcientemente hacer aparecer el concepto dinero en la mente de un grupo y ver que respondían sobre acciones como donar dinero, etc. A otro grupo le hacían las mismas preguntas pero sin insinuarles el concepto dinero.

Los resultados fueron que los que habían sentido el concepto dinero antes de conocer la pregunta donaban menos dinero; Pensaban que los otros deberían ser más autosuficientes; trataban de solucionar sus problemas ellos solos siendo reticentes a pedir ayuda;

No es de extrañar según esto que los estudiantes de económicas hayan sido mostrados por otros estudios como los estudiantes más egoistas entre las diferentes carreras.

Asusta en cierto modo ver como cambiamos cuando pasa por delante nuestro el chip del dinero.

Es como si cohabitaran dos mundos, el de la parte social, donde somos altruistas, ayudamos a los demás por que lo piden o porque nos hace sentir bien. Y por otro lado el mundo financiero donde estamos temerosos, donde solo nos pagamos a nosotros mismos y ni eso.

Ya sabéis para vivir mejor levantaros con el pie social y altruista.




Si encontraste interesante lo que leíste, puedes subscribirte al blog con un lector de feeds o recibir los nuevos artículos en tu mail. También puedes subscribirte a una de las categorías concretas del blog clicando sobre la imagen naranja que hay junto a cada una de ellas. Gracias por la visita!.


Comentarios (2)

Categoria: Dinero,Otro mundo es posible

Clasificado en:

Añadir este post a tus favoritos en:

Añadir a agregadores de noticias:

2 Comentarios

[…] otro d

[…] dinero adem

Recibe la respuesta o los últimos comentarios por RSS (pega esta url en tu lector de feeds)

Escribir un comentario
No hay etiqueta rel nofollow en el link al autor del comentario, sí en los links que se añadan en el comentario.
Cualquier comentario que aporte a la conversación es bien recibido. Gracias. Se sopesará borrar los comentarios con nombres de autor correspondientes a palabras clave (keywords).

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe without commenting

Este Blog forma parte del proyecto intercambia.net. Aquí hablaré de otras formas de entender el mundo. El consumismo, como gastar menos, lugares para realizar trueques, movimientos sociales, etc. Leer más...

agregador de noticias alternativas con motor meneamered de blogs alternativos, apunta el tuyo escribiendome
espacio de charla sobre temas de consumo, mercados de intercambio y derechos de intercambiarecopilacion diaria de nuevas ofertas interesantes anunciadas en diferentes medios
subscribete a intercambia con un lector de feedssubscribete a intercambia por correo
Porqué suscribirse y cómo hacerlo