intercambia.net trucos para ahorrar, cosas gratis, trueques, consumo y salud

Las últimas piedras de toque del proyecto neoliberal: El Plan Bolonia.

Escrito por el jueves, 30 de abril de 2009 a las 8:00 am



¿Qué es Bolonia? esa es la pregunta que la ciudadanía se hace por la falta de transparencia que ha caracterizado el Proceso de Bolonia desde su gestación. La pregunta se ha expandido con tal virulencia que el Gobierno ha desarrollado recientemente campañas de (des)información, ante la presión de las posiciones más críticas, al más puro estilo publicista. Repasar el manual de democracia para principiantes supone una asignatura pendiente para los políticos de turno, porque primero que nada se proporciona la información, luego se discute entre las partes integrantes y se somete a votación, para finalmente implantarse cualquier decisión política. Aquí el orden de los factores si afecta al producto.

pienso-luego-no-sirvo2

Si algo sabemos los ciudadanos sobre el Proceso de Bolonia es que no sabemos nada o casi nada. Los datos hablan, según el último informe del Instituto de Opinión Pública, el 48% de los españoles considera que la información pertinente ha sido mínima o nula. En esa montaña de nada llevamos años naufragando sin encontrar respuestas claras, aunque todo nos indica, por la dirección que marca la corriente neoliberal, que su destino final son las orillas del mercado. Cuando el río suena agua lleva.

La financiación supeditada a las empresas supone uno de los aspectos más farragosos del Plan Bolonia, aunque no se determine con claridad, las empresas serían los principales financieros, es decir, un paso decisivo hacia la mercantilización de la institución y la putrefacción como espacio crítico y público. La competencia del mercado llega a los sentidos de la Universidad. Pero, la cosa no queda ahí, sino que, como señala Carlos Fernández Liria, es muchísimo peor, porque supone un aspirador de impuestos del lánguido Estado del bienestar, ya que los investigadores y becarios no correrán como empleados sino por nuestra cuenta, es decir, las empresas tendrán personal investigador gratis. Otro expolio más a lo público.   

Cuando las empresas pongan su dinero en la mesa, será para recoger siembra, el mercado nunca se ha caracterizado por el altruismo. Eso significa imponer su criterio en los contenidos de los planes docentes, modificar planes de estudio y condenar al olvido a aquellos conocimientos no-productivos. Atrás quedaran los estudios de desigualdades sociales, las enfermedades raras, y todo aquello que no sea competitivo y no se adapte a los perfiles requeridos por las empresas, porque el que pone los dineros, es el que manda, eso lo sabemos por experiencia.

En toda sociedad democrática cualquier proceso ha de ser discutido por todas las partes. Los estudiantes como interlocutores, hemos sido excluidos (y maltratados) de toda conversación, no importa nuestras opiniones, otros deciden por nosotros, lo que responde a una cultura que nos condena al más puro infantilismo. Nuestras consultas, es cierto que no se ajustan a vuestros requisitos de rigurosidad, pero no es menos cierto que en algunos ya celebrados ha participado un 20% y más del 90% se muestra contrario al Plan Bolonia. Participación que algunos no les dirá nada, aunque sea de las más altas de la democracia. Para ciertas cosas la democracia es solo un envoltorio.

La deriva de la universidad fábrica, será la de un centro que forme mano barata, donde se interiorice la flexibilidad como máxima, un lugar de diferencias marcadas entre los diseñados grados y los costosos postgrados. Una fábrica con sus horarios, sus plazos, sus clientes, que impulsará la (auto)exclusión de aquellos que no puedan permitirse acoplarse a estos requisitos. Lo otro, es decir, el fomento del espíritu crítico será algo secundario, o peor aún, algo sin importancia.

La Declaración de Bolonia se encuadra en la Estrategia de Lisboa cuyo horizonte es la Europa de los mercaderes, esa que no difieren los partidos principales de nuestro país, como en la generalidad de las cuestiones económicas. El modelo europeo no es más que un modelo de bajo coste, fundamentado en la precariedad social con mínimos estados de bienestar, siendo la educación una de las últimas piedras de toque para fraguar el proyecto neoliberal. Las orejas del lobo están al descubierto.

Foto Daniel Ibáñez Amo




Si encontraste interesante lo que leíste, puedes subscribirte al blog con un lector de feeds o recibir los nuevos artículos en tu mail. También puedes subscribirte a una de las categorías concretas del blog clicando sobre la imagen naranja que hay junto a cada una de ellas. Gracias por la visita!.


Comentarios (1)

Categoria: Capitalismo,Unión Europea

Clasificado en: , ,

Añadir este post a tus favoritos en:

Añadir a agregadores de noticias:

1 Comentario

Comentario de jorge

Realizado el viernes, 4 de diciembre del 2009 a las 5:57 pm

Los planes de estudios farragosos son dir

Recibe la respuesta o los últimos comentarios por RSS (pega esta url en tu lector de feeds)

Escribir un comentario
No hay etiqueta rel nofollow en el link al autor del comentario, sí en los links que se añadan en el comentario.
Cualquier comentario que aporte a la conversación es bien recibido. Gracias. Se sopesará borrar los comentarios con nombres de autor correspondientes a palabras clave (keywords).

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Subscribe without commenting

Este Blog forma parte del proyecto intercambia.net. Aquí hablaré de otras formas de entender el mundo. El consumismo, como gastar menos, lugares para realizar trueques, movimientos sociales, etc. Leer más...

agregador de noticias alternativas con motor meneamered de blogs alternativos, apunta el tuyo escribiendome
espacio de charla sobre temas de consumo, mercados de intercambio y derechos de intercambiarecopilacion diaria de nuevas ofertas interesantes anunciadas en diferentes medios
subscribete a intercambia con un lector de feedssubscribete a intercambia por correo
Porqué suscribirse y cómo hacerlo